imagesEn la división Comex de la New York Mercantile Exchange, Los futuros del oro para entrega en Junio cotizaban a 1.330,70 doláres estadounidenses la onza troy. Al momento de escribir este informe están subiendo en un 0,17%.

 

Tempranamente alcanzó un máximo de sesión de doláres la onza troy. El oro probablemente encuentre apoyo en los 1.326,00 y resistencia en los 1.352,50.

El Futuros Índice dólar, el cual reporta el comportamiento del dólar estadounidense frente a un grupo de otras seis divisas principales, se elevó un 0,02% para cotizar en 90,14 doláres.

 

Por otra parte, en el Comex, La plata para entrega en Mayo cayó un 0,28% para cotizar a 16,310 la onza troy mientras que El cobre para entrega en Mayo cayó un 1,30% para cotizar a 3,028 doláres la libra.

 

El Oro a la espera de como responden el EUR/USD

Hay mercados como el oro cuyo movimiento depende de lo que hagan otros mercados, al ser este un valor refugio de los mismos.

Por lo tanto, si estos de los que depende están también laterales o por lo menos parados sin poder superar o perder zonas claves, el oro hará lo mismo y cómo podemos ver está lateral desde primeros de enero entre los 1.300 y 1.365. En el caso del par EUR/USD tiene una zona clave a superar como es la de los 1,25 que en repetidas ocasiones desde primeros de este año ha intentado superar y no ha podido. En el caso de los índices de EE.UU. más de lo mismo, pero justo en la parte contraria en zona de soporte claves evitando así caídas mayores. Por ejemplo, en el Mini S&P500, aunque todos están iguales, ayer de nuevo volvió a evitar caídas mayores al rebotar en zona de soporte clave como es un Fibonacci 61,8% junto con la SMA de 200 en gráfico diario.

Por lo visto hasta ahora mismo, con el dólar apreciándose estas últimas sesiones y el rebote de ayer de los índices de EE.UU. parece que se aleja la posibilidad de subidas en el oro, pero a su vez al no ser estos movimientos contundentes y definitivos el oro tampoco caerá significativamente.

Como hemos comentado últimamente y vista la situación actual, que cuanto menos es muy impredecible, puede producirse en cualquier momento un giro importante, por lo que toda precaución y seguimiento de cerca se hace inevitable.